El domingo 9 de diciembre en Punta Arenas, se dio inicio a esta tradición que se remonta desde hace 14 años. Un verdadero símbolo de las festividades de fin de año, que en esta oportunidad congregó a cerca de 4 mil personas.

Esta actividad comenzó como una iniciativa de los trabajadores por entregar un regalo a la comunidad, que encontró eco al interior de la empresa. Catorce años después se transformó en el principal evento de fin de año, donde en conjunto con el municipio local, se organiza un espectáculo con diversos coros que este año además incluyó a la banda de la V División de Ejército.

En esta cadena de ceremonias, el martes 11 se encendieron los árboles de Porvenir y Puerto Williams, mientras que el sábado 15 ocurrió lo mismos en Puerto Natales. En todos los casos se ha contado con la colaboración de los respectivos municipios, permitiendo congregar a las familias de estas localidades rurales de Magallanes.

Cada una de estas estructuras utilizan en su ornamentación luces led de última tecnología, que contribuyen al ahorro y eficiencia energética, que junto con dotar de una luminosidad espectacular a los árboles navideños, disminuye considerablemente el consumo de energía eléctrica.

Se trata de un regalo que cada año EDELMAG, la empresa de distribución eléctrica, hace a la familia magallánica reafirmando el compromiso permanente que tiene con la comunidad, que en esta ocasión se refleja en el árbol de navidad, pero que es parte de la responsabilidad de la empresa por entregar un suministro de calidad y confiable.

En cada una de las ceremonias, se reparte entre los asistentes, chocolate caliente para combatir el frío. Este año se hizo un especial llamado a llevar sus tazones, para de esta manera disminuir la emisión de plástico y mantener el entorno más limpio.