CGE y su compromiso con el Medio Ambiente y el cambio climático

Para combatir el cambio climático, CGE propone diversas iniciativas que beneficien al medio ambiente y a las comunidades.

Medio ambiente
Son grandes los desafíos que existen con el medio ambiente en la actualidad, en especial para las empresas. Y es que frente a la creciente demanda de energía y el crecimiento del mercado, es inevitable que se le otorgue a la industria ciertas responsabilidades por el calentamiento global que enfrenta el planeta. En este escenario, las empresas han comenzado a involucrarse en iniciativas medioambientales que hagan posible el progreso, crecimiento y sustentabilidad del país.
Frente al inminente cambio climático, entendido como una variación en el clima atribuido a la actividad humana y que altera la composición de la atmósfera, CGE dirige su estrategia de sustentabilidad para hacerle frente, tomando en cuenta la importancia de la energía para el desarrollo y crecimiento de la economía.

Iniciativas y sustentabilidad en pro del medio ambiente
Parte fundamental de esta estrategia, fue el proyecto de medición de huella de carbono a nivel nacional, aplicado en todas las empresas que cubrían los sectores de electricidad, gas y servicios en 2010, además de otras iniciativas como la Mesa de Energía +100, una instancia en la que se discutió sobre energías renovables no convencionales y eficiencia energética.
Pero, ¿qué es la huella de carbono? Se entiende como la medida de la cantidad de emisiones totales de gases de efecto invernadero, como el metano o el dióxido de carbono, producidas –directa o indirectamente- por personas, productos u organizaciones. Medir estos gases en forma integral fue un gran desafío para CGE, que lleva a cabo esta iniciativa para identificar oportunidades de reducción y desarrollo de mecanismos de seguimiento y gestión.

Reduciendo los gases de efecto invernadero
Cuando la luz solar entra a la tierra y atraviesa la atmósfera, una parte de ellos rebota, es devuelta y absorbida por estos gases, provocando que la tierra aumente su temperatura. Sin este proceso de efecto invernadero, sería imposible la vida en la tierra, ya que la temperatura disminuiría drásticamente, es decir, este fenómeno es necesario. Sin embargo, hemos generado un aumento de estos gases en la atmosfera, produciendo la problemática del cambio climático.

Estas emisiones pueden ser directas cuando son generadas en fuentes propias de la empresa, como el consumo de combustibles fósiles, o indirectas cuando la empresa no las controla, por ejemplo, la contaminación del transporte de sus colaboradores. Emisiones que son inevitables en cualquier tipo de proceso, pero que –sin duda- pueden disminuirse gracias a iniciativas de sustentabilidad como las que propone CGE, siempre buscando mejorar la forma en la que nos relacionamos con nuestro medio ambiente.